Mi experiencia con la Philips Lumea SC2006/00

La depilación definitiva es un sueño hecho realidad y cada vez la tenemos mas a nuestro alcance. Antiguamente era muy cara, o había que ir a centros de estética especializados en depilación definitiva, pero ahora, podemos acceder a la tecnología para realizarnos la depilación definitiva en casa. ¿Los resultados? Continuen leyendo y les contaré sobre mi experiencia personal con la depiladora Philips Lumea modelo SC2006/00.

lumea

Mi primera vez con la depilación permanente fue en un centro de estética y los resultados fueron excelentes. El tema es que al pasar los años el vello vuelve a crecer. El crecimiento no es ni en la misma cantidad ni del mismo grosor que era antes de la depilación definitiva, pero reaparece.

Fue entonces, que buscando información en Internet, experiencias y opiniones de usuarios, me decidí por comprar la Philips Lumea SC2006/00.


Se trata de una depiladora de luz pulsada de uso doméstico. Su forma y tamaño son muy prácticos y es muy simple de usar ya que la configuración de la intensidad se realiza simplemente basándonos en una tabla de color de vello y de piel.  El aparato funciona con una batería recargable, por lo cual la ausencia de molestos cables en el medio, la hace aún mas práctica y funcional.

Una vez cargada toda la bateria, se desenchufa, se configura la intensidad de la luz y está lista para usar.

La zona a tratar debe estar previamente rasurada y limpia de cremas, desodorantes, jabón, etc. No es necesario el uso de gel conductor para realizar la depilación con Lumea, lo cual hace que la experiencia sea muy limpia.

Se coloca el cabezal sobre la piel, y en la parte posterior de la Lumea, se enciende una luz verde cuando está lista para disparar. Hasta que la luz verde no enciende no se puede efectuar disparo de luz, lo cual la hace totalmente segura.

Todo el proceso es muy rápido y prácticamente indoloro, solo se siente el calor de la luz pulsada sobre la piel, lo cual es totalmente tolerable.

Ahora bien, a los días se puede ver que el vello rasurado crece con total normalidad. No se aprecia ningún cambio. Luego, al cabo de mas o menos 20 días, vemos que ese ciclo de vello tarda en crecer y en algunas partes no crece.

Obviamente que no se puede esperar el mismo resultado que el que obtendríamos en un centro estético, que usan un aparato que vale unos cuantos miles de dolares. No hay comparación. Pero si, el hecho de tenerlo en nuestra casa y usarlo cuando queramos, hace que valga la pena la compra.

Personalmente, no recomiendo el uso de las depiladoras definitivas caseras cuando existe un problema grave de exceso de vello o de foliculitis. Sí la recomiendo a aquellas personas que tienen vello normal a poco, ya que va retardando el crecimiento y me imagino que eventualmente dejará de salir.

La Philips Lumea puede utilizarse en todo el cuerpo para extraer definitivamente el vello no deseado, SALVO en las siguientes zonas: pezones, labios menores, vagina y ano. En el rostro NO se puede usar al rededor de los ojos, cejas, orificios nasales ni orejas.

Tampoco se puede utilizar durante el embarazo, lactancia, enfermedades cutáneas, várices, epilepsia, enfermedades inmunodepresivas, uso de determinados medicamentos, etc…

Por este motivo les recomiendo que si piensan comprar una depiladora laser de uso doméstico, busquen, lean y se informen sobre todas las contraindicaciones y efectos secundarios antes de realizar la compra.



Copyright Vanidadfemenina.com - Todos los derechos reservados

One thought on “Mi experiencia con la Philips Lumea SC2006/00

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *